¿Deseas comprar un montacargas eléctrico? De ser así, es necesario que tomes en cuenta algunos factores ligados a su correcto funcionamiento. Entre ellos se encuentra el mantenimiento del vehículo.

Este tipo de maquinarias cuentan con una mayor eficiencia energética, pero solo si son cuidadas adecuadamente. De lo contrario, la vida útil de la batería de un montacargas eléctrico puede reducirse significativamente. Esto significa que puede volverse propenso a averías.

El mantenimiento de un montacargas eléctrico es fácil una vez que conoces los conceptos básicos. Sigue leyendo el siguiente artículo para conocer diversos tips para el mantenimiento de un montacargas eléctrico.

1. Identifica tus objetivos de mantenimiento de montacargas

Antes de brindarle mantenimiento a un montacargas eléctrico es necesario conocer tus deberes y prioridades de seguridad y mantenimiento. Posteriormente, debes establecer un plan y un cronograma claro. Esto te ayudará a mantenerte al día con las inspecciones necesarias para que la maquinaria funcione correctamente. 

Muchos operadores de flotas más grandes tendrán programas de mantenimiento establecidos, pero especialmente para aquellos que operan flotas más pequeñas, esta es un área a tener en cuenta.

Se recomienda que los montacargas se revisen por lo menos cada 6 meses. También es adecuado que este vehículo cuente con el servicio de un ingeniero autorizado. Este podrá brindarle un correcto mantenimiento a la batería, sobre todo si el montacargas cuenta con garantía.

Recuerda que es una buena idea conocer y programar los servicios requeridos por tu garantía, ya que tu incumplimiento puede invalidarla. Generalmente, algunos montacargas proporcionan un contrato de mantenimiento como parte del paquete de financiamiento. 

Día a día, hay procesos de mantenimiento regulares que deben seguirse para proteger el equipo y maximizar el tiempo de actividad. 

Te puede interesar: Consejos y trucos para elegir y comprar tu montacargas

2. Cuida las baterías para reducir el riesgo de daños

Los operadores de montacargas deben realizar controles diarios para asegurarse de que sus montacargas sean seguros para conducir. Revisar, limpiar y cargar la batería debe ser parte de esa rutina, junto con revisar los electrolitos.

La limpieza regular de las baterías es fundamental. Esto eliminará cualquier acumulación de polvo o suciedad que pueda dañar la batería y reducir su vida útil. Asimismo, recuerda que al cargar, las baterías no deben desenchufarse antes de que se complete.

Al igual que muchos aspectos del mantenimiento de la batería y el montacargas eléctrico, es posible que no veas los efectos de inmediato. No obstante, desconectar demasiado pronto en realidad reduce la vida útil de la batería.

Una vez que esté completamente cargada, deberás asegurarte de que las baterías se rellenen con agua desionizada o destilada hasta el nivel correcto. Posteriormente, verifica los niveles de electrolitos y repónlos de ser necesario. 

Esto evita la sulfatación de las placas, que puede reducir la capacidad de la batería y causar daños con el tiempo.

3. Prepárate para los períodos de inactividad correctamente

Es probable que tengas un período de cierre o uno en el que uses menos el montacargas eléctrico. Por esta razón,  hay un par de medidas que debes tomar para proteger tu equipo.

Cuando te prepares para el tiempo de inactividad, asegúrate de apagar o desconectar las baterías de la red eléctrica para evitar que se descargue la batería. Nunca se debe permitir que las baterías se descarguen a menos del 20 %, ya que corren el riesgo de sufrir daños irreparables.

Si es posible, evita dejar el montacargas inactivo por períodos prolongados. Por lo general, será necesario cargar las baterías periódicamente para mantener una condición óptima. Un ingeniero especializado podrá asesorarte al respecto. 

4. Invertir en el conocimiento del personal

Un consejo importante para proteger tu inversión es asegurarte de que tu personal sepa cómo cuidar las baterías de las carretillas elevadoras. Una buena formación y educación son la clave.

La capacitación adecuada puede mantener segura a tu fuerza laboral, pero también es un gran motivador. Comprender el equipo puede hacer que los operadores se sientan más responsables por él y lo cuiden mejor.

Lograr que el personal tenga la mentalidad correcta puede contribuir en gran medida a ayudar a que tu flota dure más. Día a día, una regla general importante para recordar es  “Si no se ve bien, repórtalo”. Asegúrate de que el personal sepa a quién acudir si nota un problema.

Recuerda que este vehículo ayudará a que tus operaciones se realicen de manera más eficiente y rápida. Por lo tanto, es necesario que lo inspecciones frecuentemente para asegurar un buen funcionamiento. 

En caso de que desees adquirir este producto o cualquier otro que ofrezcamos, recuerda que en Toyota Montacargas contamos con una amplia gama de beneficios que podrían adaptarse a tus necesidades y objetivos. Si necesitas más información, puedes contactar con nosotros en cualquier momento.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola, necesito más información sobre equipos Toyota Montacargas