¿Interesado en comprar un montacargas de combustión interna? De ser así, es importante que tengas en cuenta qué tipo de gas usar con este tipo de vehículos. Los montacargas impulsados ​​por motores de combustión interna funcionan con una variedad de combustibles.

Estos incluyen gasolina, combustible diesel y gas licuado de petróleo (GLP). Asimismo, se pueden reabastecer rápidamente, pero requieren controles de mantenimiento regulares para detectar fugas de combustible o aceite y piezas desgastadas para que los sistemas funcionen correctamente.

También se utilizan en interiores, aunque esto puede aumentar la exposición al escape y al ruido. Con el fin de que tengas la certeza de haber adquirido el gas adecuado para tu montacargas, en Toyota te explicamos más del tema. Para esto, sigue leyendo el siguiente artículo. 

¿Qué es un montacarga de combustión interna?

Los montacargas más utilizados tienen un motor de combustión interna impulsado por combustibles que incluyen gas, petróleo líquido, combustible diésel y gas natural comprimido.

Como se mencionó anteriormente, los vehículos con este tipo de motor se pueden reabastecer de combustible rápidamente, pero requieren controles de mantenimiento regulares para detectar fugas de combustible o aceite, piezas desgastadas que requieren reemplazo y para mantener los sistemas funcionando correctamente.

Los montacargas más nuevos con motores de combustión interna tienen sensores integrados que monitorean y ajustan las emisiones y tienen convertidores catalíticos que ayudan a reducir las emisiones.

Algunos peligros potenciales de utilizarlos inadecuadamente incluyen los siguientes. Es importante recalcar que, en caso de que esto ocurra con tu vehículo, deberá retirar el servicio y desecharlo o repararlo rápidamente

  • Exposición al escape del motor que contiene monóxido de carbono. Si el motor no está quemando correctamente el combustible, el escape puede contener altos niveles de monóxido de carbono.
  • Exposición a derrames y fugas de combustible y aceite.

Los requisitos y prácticas recomendadas para utilizar un montacargas de combustión interna son los siguientes: 

  • No operes en un área mal ventilada donde los vapores puedan concentrarse.
  • Lava cuidadosamente o evapore completamente el derrame de aceite o combustible.
  • Como parte de la inspección previa a la operación, verifica todos los niveles de fluidos, incluidos el aceite, el agua y el sistema hidráulico.
  • Comprueba si hay fugas en el cilindro hidráulico, la batería y el sistema de combustible.
  • Verifica el color del escape para una combustión incompleta. Por ejemplo, el humo negro puede ser una indicación de una combustión incompleta.
  • Verifica e informa sobre ruidos inusuales o vibraciones excesivas.

Te puede interesar: 6 factores a tomar en cuenta antes de comprar un montacargas por primera vez

¿Qué tipo de gas usan los montacargas?

1. Gasolina y diésel

Los montacargas que usan gasolina o diésel son fáciles de manejar. Sin embargo, la gasolina es muy inflamable. Algunos peligros potenciales incluyen la exposición a vapores explosivos. Por lo tanto, se recomienda usar los siguientes requisitos y prácticas:

  • Recarga combustible solo en lugares seguros designados. Es preferible un lugar seguro designado al aire libre que un área de reabastecimiento de combustible en el interior. No cargues vehículos en áreas peligrosas o cerca de fuentes de calor.
  • Para el motor durante el repostaje.
  • No fumes mientras repostas.
  • No permitas que el montacargas se quede sin combustible. Los sedimentos u otras impurezas en el tanque podrían ingresar al sistema de combustible causando dificultades en el arranque y daños reales a los componentes internos. Llena el tanque de combustible al final de cada día.
  • No llenes el tanque hasta el tope; puede desbordarse porque el combustible se expande a medida que se calienta.
  • Lee el manual del fabricante en caso de que no sepas cómo manejar este vehículo o reemplazar el aceite de este montacargas.

2. Gas licuado de petróleo

El gas licuado de petróleo es un combustible de uso común para montacargas. Es un combustible seguro cuando se maneja adecuadamente. Cuando se maneja incorrectamente, puede causar lesiones graves o la muerte.

Esto debido a que el vapor de GLP es más pesado que el aire y buscará el área más baja. Si no se disipa adecuadamente, se acumulará en bolsas y posiblemente se encienda cuando se exponga a una fuente de calor.

A su vez, este tipo de combustible es extremadamente frío cuando se expone a la atmósfera. Si tu piel está expuesta al GLP, puede congelarse. Por lo tanto, para utilizarlo, se recomienda tomar en cuenta lo siguiente: 

  • No utilices montacargas que funcionan con GLP en áreas confinadas donde los vapores de GLP podrían acumularse si ocurre una fuga.
  • No dejes a los vehículos que funcionan con GLP cerca de fuentes de calor, escaleras, salidas u otras áreas de salida.
  • Cuando estaciones montacargas que funcionan con GLP durante un largo período de tiempo, cierra la válvula de servicio.
  • Solo personal capacitado y autorizado debe reemplazar los contenedores de GLP.

¡Ahora conoces qué tipo de gas utilizan los montacargas! Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y tengas la oportunidad de proporcionarles el mejor combustible a esta clase de maquinarias.

Si deseas adquirir este producto o cualquier otro que ofrecemos, recuerda que en Toyota Montacargas contamos con una amplia gama de beneficios que podrían adaptarse a tus necesidades y objetivos. Si necesitas más información, puedes contactar con nosotros en cualquier momento.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola, necesito más información sobre equipos Toyota Montacargas