¿Compraste una transpaleta eléctrica hace poco o piensas adquirir una? Si bien este tipo de vehículos pueden servirte para poder transportar tus artículos dentro y fuera de tu almacén, es necesario que cuentes con un profesional encargado de liderar la distribución de suministros. Este es un trabajo para el operador logístico

En términos específicos, este lidera el transporte de mercancías, asegurando operaciones eficientes en la cadena de suministro. Su deber radica en verificar las órdenes de compra y las entregas, revisar la documentación, supervisar los procesos de empaque, vincularse con partes internas y externas y abordar los problemas e inquietudes.

Es indispensable que pueda resolver cada dificultad de manera rápida y eficiente. Además, un operador logístico tiene que mantener una línea de comunicación activa con los diferentes equipos, coordinándolos mientras implementa las políticas y normativas de la empresa. 

Con el fin de que conozcas de qué se debe encargar un operador logístico, en Toyota Montacargas te explicamos más del tema. Para esto, sigue leyendo el siguiente artículo. 

¿Cuáles son las principales funciones de un operador logístico?

La principal función de un operador logístico es optimizar los procesos de adquisición, almacenamiento, transporte y distribución de productos de forma eficiente para la empresa para la que trabaja. Para ello, es fundamental que cuente con la infraestructura física y tecnológica y los sistemas de información necesarios para el correcto desarrollo de su trabajo. 

Sin embargo, existen operadores logísticos que subcontratan parte de estas infraestructuras sin pérdida en la calidad de sus servicios. Para un mejor análisis de las funciones del operador logístico, consideraremos las distintas fases en las que estos prestan sus servicios:

Procesar las órdenes

Esta fase incluye todas las actividades correspondientes a la preparación, transmisión, entrada y surtido del pedido, así como el informe del estado del pedido. La labor del operador logístico en la fase de tramitación de pedidos se enmarca en las actividades de recogida de información para la orden de compra así como su verificación y transmisión.

Te puede interesar: Conoce los tipos de modelos de distribución logística

Manejo de materiales

La fase de manejo de materiales incluye todos los procesos relacionados con los movimientos, lugares, tiempos, cantidades y espacio ocupado por las mercancías. Cuando el operador logístico interviene en esta fase, debe garantizar el transporte de los materiales de un lugar a otro.

Esta gestión y control son fundamentales para hacer más eficiente el proceso asegurando que ninguna actividad de la empresa se vea afectada por la llegada anticipada o tardía de materiales. También es crucial que todos los materiales se entreguen en el lugar correcto, en óptimas condiciones y en las cantidades exactas especificadas en los pedidos.

En la fase de manipulación de materiales, el operador logístico debe utilizar el sistema de transporte que mejor se adapte a las necesidades de la empresa y de la mercancía. Además, deberá asegurarse de disponer de espacios de almacenamiento adaptados en caso de que la empresa no disponga de ellos.

Embalaje

Es necesario tomar decisiones sobre el sistema y formas de protección que se le dará a los productos. El embalaje es de gran importancia en la manipulación y transporte de cualquier tipo de mercancía para proteger las propiedades de los productos que contiene.

Un buen embalaje suele ser determinante para no sufrir pérdida o deterioro en las operaciones de transporte y manipulación. Para esto, el operador logístico debe tener en cuenta:

  • La naturaleza de la carga
  • El valor de la mercancía
  • Las condiciones de manipulación
  • Cómo se almacenará en el transporte
  • Si se someterá a inspecciones aduaneras
  • Los idiomas de origen y destino a incluir en el embalaje
  • Los medios de transporte

Transporte de productos

Esta es probablemente una de las fases más importantes para el operador logístico y para la que suele ser contratado. En general, para garantizar un transporte adecuado, la empresa de transporte debe considerar tanto el medio como las rutas a realizar.

En el transporte aéreo, las mercancías pueden transportarse en aviones de carga o comerciales. El transporte marítimo se realiza mediante buques cargueros tanto para carga suelta como para contenedores. Por último, el transporte terrestre se suele realizar mediante trenes de mercancías o camiones.

Dependiendo de la distancia entre el lugar de origen y destino, puede ser necesario utilizar uno o todos los diferentes medios de transporte. En cuanto a la elección de rutas, es importante analizar cuáles son las más recomendables para maximizar el coste del transporte y, por tanto, aumentar lo mínimo posible el precio final del producto.

Almacenamiento

El operador logístico debe asesorar a la empresa sobre qué sistema de almacenaje se adapta mejor al negocio y las características. Tradicionalmente, las organizaciones disponían del espacio necesario para el almacenamiento de mercancías. Sin embargo, en la actualidad, existen una serie de agentes e intermediarios en el proceso de comercialización del producto. 

Este hecho ha influido en la creación de nuevas áreas de almacenamiento de productos que almacenan mercancías de diferentes negocios en espera de ser distribuidos en base a compras o pedidos. A estos se les conoce como centros logísticos.

Te puede interesar: Tips para optimizar el manejo de materiales en almacenes

Control de inventario

Finalmente, entre las funciones del operador logístico también se encuentran las actividades de control de inventario. Esta fase cubre la gestión de inventario, el registro de cantidades y la ubicación de artículos.

Para llevar a cabo una gestión eficiente del inventario es necesario disponer de un software de gestión. Gracias a este, es posible solucionar cuestiones rutinarias como saber la cantidad de artículos que quedan en el almacén sin necesidad de realizar una inspección física.

Será necesario registrar cada una de las operaciones de inventario para optimizar el tiempo y la precisión de las operaciones de inventario, contribuyendo a una mayor productividad.

¿Cuáles son las ventajas de contar con un operador logístico?

Entre los beneficios de contar con un operador logístico en el proceso de comercialización de una empresa, podemos destacar:

  • La reducción de costes de almacenamiento, distribución y transporte gracias a las economías de escala y la sinergia entre operadores.
  • La reducción de pérdidas de producto gracias a la experiencia y eficacia de los operarios.
  • La disminución de los costes de transporte ya que solo se pagan los servicios contratados sin necesidad de mantener una estructura logística.
  • El enfoque en las actividades comerciales centrales mediante la subcontratación de otras operaciones al operador logístico.
  • El acceso a tecnología más eficiente y actualizada.

Como hemos visto en este artículo, son muchas las funciones que el operador logístico puede realizar para la empresa contratante. Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y puedas contar con este tipo de especialista en tu negocio.

En caso de que necesites contar con un producto o servicio que te ayude a gestionar mejor tu empresa, en Toyota Montacargas contamos con una amplia gama de beneficios que podrían adaptarse a tus necesidades y objetivos. Si necesitas más información, puedes contactar con nosotros en cualquier momento.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola, necesito más información sobre equipos Toyota Montacargas