¿Interesado en comprar un montacargas de combustión interna? ¿O quizás necesites uno eléctrico? En ocasiones, es fundamental analizar cuál es la mejor opción para ti y los objetivos de tu empresa. 

Para ayudarte a determinar qué montacargas es el adecuado para tus necesidades de manejo de materiales, aquí hay una comparación entre estas dos maquinarias. Sigue leyendo el siguiente artículo para conocer más del tema.

¿Qué debes tomar en cuenta al momento de elegir entre estos dos modelos de montacargas?

Los montacargas eléctricos existen desde hace mucho tiempo. Algunas de estas máquinas funcionaban por medio de baterías y ayudaban a cargar vagones de ferrocarril a principios del siglo XX.

La variación y configuración de estos vehículos eléctricos ha cambiado considerablemente a lo largo de los años. No obstante, la idea principal de utilizar un motor eléctrico potente, pero pequeño sigue siendo la misma.

Los montacargas con motor de combustión interna también son muy populares. Muchas empresas suelen utilizarlos debido a su confiabilidad, facilidad de uso y familiaridad con los componentes.

La mayoría de los fabricantes de montacargas ofrecen una amplia variedad de montacargas de combustión interna que se pueden usar en interiores y exteriores para cualquier cantidad de tareas de elevación y apilamiento.

Si bien hay algunos montacargas que inevitablemente deben funcionar con electricidad, como un montacargas para pasillos angostos, hay casos en los que un vehículo eléctrico puede hacer el mismo trabajo. 

¿Cuáles son las ventajas de un montacargas de combustión interna?

  • No son necesarios conocimientos eléctricos avanzados.
  • El conocimiento de motores de combustión interna es más común que el conocimiento de motores y sistemas eléctricos.
  • No es necesario comprar un cargador de batería.
  • El precio inicial suele ser más bajo.

¿Cuáles son las desventajas de un montacargas de combustión interna?

  • Más piezas móviles para mantener.
  • La máquina solo se puede usar mientras el motor esté bien. 
  • Reemplazar un motor suele tener un costo prohibitivo.
  • Mayores emisiones de carbono.
  • El conductor experimenta más vibraciones y ruidos del motor.

¿Cuáles son las ventajas de un montacargas eléctrico?

ventajas-elegir-montacargas-electrico

  • Por lo general, existen menores costos de mantenimiento de por vida.
  • Menores costos de combustible de por vida.
  • Funcionamiento más silencioso con menos contaminación.
  • La máquina sigue funcionando bien incluso si es necesario reemplazar la batería.

Te puede interesar: 4 tips para el mantenimiento de un montacargas eléctrico

¿Cuáles son las desventajas del montacargas eléctrico?

  • Puede ser complicado de reparar por tu cuenta.
  • El tiempo de funcionamiento de la batería disminuye con el tiempo.
  • La batería eventualmente se convierte en chatarra y el costo de reemplazo es alto.
  • Cambiar las baterías lleva más tiempo que cambiar los tanques de LP.
  • El precio inicial suele ser más alto.
  • Debes comprar un cargador de batería.

Después de considerar la lista de ventajas y desventajas de cada montacargas, también es necesario considerar cuánto usarás tu montacargas. ¿Cuál es el objetivo? ¿Qué deseas realizar? Todas estas interrogantes deben responderse adecuadamente.

Si solo tienes un montacargas en tu operación y lo usas solo unas pocas veces por semana, es posible que no sea necesario comprar un montacargas eléctrico. Esto debido a que no manejarás suficientes cargas para justificar el mayor costo inicial de esta maquinaria. Además, las baterías funcionan mejor y duran más cuando se usan con más frecuencia y reciben un mantenimiento regular.

Hay otras consideraciones al elegir entre un montacargas eléctrico o uno de combustión interna. Estas pueden ser la velocidad de desplazamiento, el manejo preciso y el entorno de trabajo. Por ejemplo, si está manipulando alimentos o materiales explosivos o inflamables, es posible que una maquinaria eléctrica sea la mejor opción para ti y tus operaciones.

Esta no será indispensable si tu área de trabajo es al aire libre. Para este tipo de casos, es necesario contar con un montacargas de combustión interna. Como puedes ver, hay mucho que pensar al comprar este tipo de vehículo

No es adecuado que tomes esta clase de decisiones a la ligera, por lo que lo mejor que puedes hacer es pedir ayuda al representante de tu distribuidor. El concesionario ha estado ayudando a los clientes a elegir el montacargas adecuado durante años y serán expertos en  brindarte la asesoría adecuada para descubrir la mejor opción para tu operación.

Ahora conoces un poco más sobre las diferencias entre un montacargas eléctrico y uno de combustión interna. Esperamos que este artículo sea de ayuda para poder optar por el vehículo que mejor se adapte a ti, tus necesidades, operaciones y objetivos comerciales. Así, tu empresa podrá mejorar sus procesos de distribución.

Si deseas adquirir este producto o cualquier otro que ofrecemos, recuerda que en Toyota Montacargas contamos con una amplia gama de beneficios que podrían adaptarse a tus necesidades y objetivos. Si necesitas más información, puedes contactar con nosotros en cualquier momento

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola, necesito más información sobre equipos Toyota Montacargas